miércoles, 29 de septiembre de 2010


La fiestita del Cedro

    Siempre fue una fiesta muy entrañable. Recuerdo yo de muchachito que subía caminando con mí querida abuela (d.e.p) y algunas vecinas más del barrio.
 Subíamos por la mañanita con los bolsos de la comida y nos pasábamos todo el día en el corazón del monte de Laurisilva más bonito, fresco y frondoso de toda Canarias. Nos pasábamos un día genial, disfrutando con la familia y el encanto del lugar, jamás lo olvidaré.
La carretera está cerca de este sitio, pero muchos jóvenes del pueblo por costumbre subían caminando y pasaban la noche en el bosque. No estaban solos ni mucho menos, sino divirtiéndose con la música de una buena verbena. También había muchos ventorrillos en los que no faltaba la carne de cochino frita, garbanzas, ñames y buen vino del país.
En la actualidad está prohibida la fiesta de noche y sólo se limita a una misa y acompañar a la Virgen de Lourdes en una procesión, aunque de todas formas las personas que acuden este día a este magnífico paraje pasarán una jornada maravillosa.
Para terminar mi comentario, los animo a todos a que se den una vueltita por este mágico lugar cualquier día del año que les venga bien y si son amantes de la naturaleza aprovechen para hacer una linda caminata.

No hay comentarios: