lunes, 15 de noviembre de 2010

Don Manuel Escuela Herrera (Lucio).

" Es, su gran obra ".

Por qué Dios nos quiso premiar
sin que nos lo merezcamos
con algo tan sobrehumano
que podemos disfrutar,
y extasiados admirar
en plena Naturaleza,
como es la sin par belleza
de nuestro Garajonay ;
la Obra monumental,
testigo de su Grandeza.?


¿Por que eligió a la Gomera
como auténtico "sagrario"
guarda,  de ese "relicario" ,
y no otro pueblo cualquiera.
y lo hizo de tal manera
que al tiempo que nos premiaba
a las Canarias le daba
algo único en el Mundo,
poniendo su amor profundo
solamente en mi Gomera.?

Hablo así, de esta manera,
porque me siento orgulloso
del cariño generoso
que a mi tierra El le ofreciera .
Y por su Bondad  pusiera
la arboleda  mas hermosa :
la "laurisilva" famosa,
reliquia de la  " Terciaria",
en  nuestra tierra Canaria
de forma tan generosa.

Un bosque casi encantado
de brezo, laurel y hayas,
hermoso donde los haya,
y reliquias del pasado
que a la Gomera han llegado
sobre el lomo de los tiempos,
para dejar como  ejemplo,
y para que mi "tierra" fuera
testigo de aquella Era
ahora, en los nuevos tiempos.

Árboles que tocan el "Cielo"
con sus gavias elevadas.
Y entre  frondosa enramada
cantarines riachuelos
corren raudos sobre el suelo,
mientras el viento ofrecía
una bella sinfonía
agitando la arboleda,    
y el Sol como una candela
con su luz aparecía.

Y en medio de esta armonía
un mirlo vuela asustado
al sentirse vigilado
pues su nido protegía.
Al Búho lo sorprendía
el día sobre una rama
y voló a buscar su cama
junto al débil  riachuelo
donde los otros "mochuelos"
para dormir lo esperaban.

Croa en el charco la rana.
Y la "rabiche" en su nido
dos pichones le han nacido
en esta misma mañana.
Ella  calienta bien la "cama"
mientras él busca alimento;
bayas, para su sustento.
Del silencio se oye el ruido
y de repente un silbido
viola  la paz del momento.

Es un gomero silbando
en la espesura del monte
El eco el silencio rompe
Pues  se está comunicando
con alguien que esta buscando,
para enviarle un mensaje
en autóctono lenguaje,
para que lo haga llegar
a algún otro familiar,
que no está en aquel paraje.

Nuestra Isla es singular:
El Garajonay grandioso,
y un pueblo que es generoso
hospitalario y leal.
Yo te quisiera invitar
a que lo vengas a ver
Te enamorarás de él:
de sus valles  y montes
Y cuando veas sus "roques"
seguro querrás volver.


MANUEL ESCUELA HERRERA (Conocido por Lucio)

No hay comentarios: