sábado, 10 de noviembre de 2012

VOLUMEN 1º. Relatos de mi infancia - Penas y alegrías


PENAS Y ALEGRIAS

Estando yo triste un día,
 dolido por la muerte de mi abuela
 decidí hacer camino
 por ver si caminando pudiera,

 que mi pena se olvidara
 y mi alegría volviera.

Empecé a caminar hacia arriba,
 pero me dolían las piernas
 decidí pedirle a Dios,
 que fuerza y voluntad me diera.

Yo rezaba padre nuestro, Ave María
 y gloria a Dios en la tierra,
 entre oración y oración,
 probaba hablar con el Señor,
 como si caminando conmigo fuera.

Y por cada oración terminada,
 más ligeras eran mis piernas
 y a mitad del camino
 ya no sentía mi pena.

Seguí rezando por el camino,
 que a la boca del paso llega,
 allí me senté a observar ,
 tan espectacular belleza.

De la montaña hacía abajo,
 un hermoso sol lucía
 y de la montaña hacía arriba
 reinaba una nube negra.

Que casualidad que Dios,
 me regalara esta lección,
 por boca de la naturaleza.

En la vida de los hombres,
 hay claridad y tinieblas, 
como hay alegrías y tristezas.

No hay que tirarse al vació,
 ni precipitarse ante los problemas ,
 hay que tener fe y esperanza,
 para que después de una pena,
 la alegría permanezca.

Autor: Manuel Jesús Rodríguez Medina

No hay comentarios: