sábado, 12 de enero de 2013

LA ESPERANZA SOÑADA

Anoche yo tuve un sueño,
era un sueño que esperanza me daba
yo soñé un mundo, sin división,
que la paz en el reinaba

y que su rey era Dios.
Mi sueño era maravilloso,
y me pregunté que sueño era aquel
donde la felicidad que reina,
es igualdad para el hombre y la mujer.
En mi sueño, yo no he visto,
armas, sangre ni dinero,
ni máquinas que contaminan
ni ejércitos ni guerrilleros.
Que sueño sería el mío,
me preguntaba yo mismo,
donde la tierra era limpia y pura,
sin rencores ni egoísmo.
Seguí soñando y soñé,
que vivía en un bello paraíso,
donde la felicidad se reflejaba
en abuelos, nietos, padres e hijos.
En este sueño, no hay enfermedad,
los hospitales están vacíos,
por que el rey los ha curado a todos
este rey es grande en voluntad,
y Santísimo en Espíritu.
Yo quiero soñar y soñar,
por que a despertar me resisto
hasta que en mudo no reine,
el Amor de Jesucristo.

Autor: Manuel Jesús Rodríguez Medina

No hay comentarios: