sábado, 24 de enero de 2015

Una vez más Manuel le recita otro poema a Hermigua

HERMIGUA

Hermigua que gran belleza,
En tu territorio aflora,
Que atrae y que enamora,
Con humildad y simpleza
Los vientos a ti te besan,
Y te acaricia la brisa,
El sol ilumina tu laurisilva,
Y el agua purifica.

Hermigua que paraíso
Con valles tan profundos,
Eres la envidia del mundo,
Que agoniza entre humos,
Pues en ti el oxígeno es tan puro,
Que haces de envidia estremecer,
Incluso hasta el jardín del Edén.

Eres el más precioso de los valles.
Que en mi vida he conocido,
Yo que nací en Los Aceviños
Me he perdido en tus senderos,
Y disfruto como forastero,
Hermigua yo te quiero tanto,
Que aunque viva lejos,
Sigo siendo devoto de tus encantos.

Hoy te traigo un perpetuo canto,
Que en mi corazón se destila,
Como un licor añejo,
Con aroma de amor materno,
Por mi querido pueblo de Hermigua.

Hoy que de ti estoy lejos,
Y mi madre ya es partida,
Para Casa del Eterno Padre,
Que su Gloria le de Vida,
Encuentro una buena razón,
Para volver a vivir a mi pueblo,
Bajo el amparo maternal,
De la Virgen de La Encarnación.

Yo me revuelvo en mis adentros
Buscando la inspiración,
Pero me tiembla la voz
Y mi cantar se hace lamento,
Para que llegue ese día,
En el que yo vuelva a vivir,
En mi querido y amado pueblo.

No hay comentarios: